Errores que debes evitar en tu acuario

¿Has decidido montar tu propio acuario en casa? ¡Echa el freno un momento! Antes de empezar, te recomendamos que eches un vistazo a los típicos errores que se suelen cometer y que debes evitar al montar tu acuario. Mejor prevenir que curar, ¡y más cuando se trata del lugar donde vivirán tus mascotas!

 

Errores a evitar cuando estás en la tienda:

 

Evita adquirir un acuario demasiado pequeño

Todos los animales necesitan espacio para vivir. ¡Imagínate cambiar la magnitud del océano por un acuario enano! Antes de decidirte por un tamaño en concreto, asegúrate de conocer qué necesidades tienen tus peces en cuanto espacio. Eso sí, te aseguramos que a casi ningún pez le gusta estar nadando tranquilamente y chocarse contra el cristal a los pocos segundos 😉

Empieza poco a poco.

Cuando empezamos a dar pasos en la acuariofilia nos solemos dejar llevar por la emoción. ¡Es normal! Seguro que tienes muchas ganas de tener un acuario que luzca y curiosidad por conocer un montón de especies fascinantes. Sin embargo, lo recomendable es empezar poco a poco: ¡no compres demasiados peces a la vez! Una vez tus primeros peces están aclimatados, puedes introducir gradualmente más ejemplares, incluso de diferentes especies. Eso sí, antes de mezclarlas, recuerda que algunas especies no se llevan bien entre ellas.

Crea un ecosistema completo en tu acuario.

Los peces conviven con muchos tipos de plantas acuáticas, de animales y de microorganismos. Por ejemplo, el pez payaso tiene una relación de convivencia muy estrecha con las anémonas. Investiga un poco qué especies de flora y fauna pueden convivir con tus peces, y crea un auténtico ecosistema en tu acuario. ¡El acuario tiene que ser lo más fiel posible a su hábitat natural!

 

Errores a evitar cuando montas el acuario en casa:

 

Acondiciona el acuario antes de meter a los peces.

El agua de tu acuario debe tener unas condiciones concretas para ser habitable. Es recomendable que controles el ciclo del nitrógeno antes de instalar a tus mascotas. Como ya te comentamos en el artículo ‘El ciclo del nitrógeno en el acuario’. 

Asegúrate de instalar un buen sistema de filtrado.

Un buen filtro te ayudará a eliminar los deshechos orgánicos y a mejorar la calidad del agua. El tamaño adecuado del filtro es aquel que permite que el agua se filtre, por lo menos, tres veces cada hora. Ante la duda: ¡opta por un tamaño mayor!

 

Errores a evitar cuando tus peces ya están instalados en el acuario:

 

Realiza tests en el agua regularmente.

El mantenimiento del agua es esencial para que tus peces gocen de una buena vida. Lo recomendable es que hagas controles mensuales para verificar que tus peces no viven en un ambiente tóxico para ellos: debes medir el PH, la dureza del agua, y asegurarte de que el ciclo del nitrógeno esté funcionando correctamente.

No los sobrealimentes.

A veces somos como eran nuestras abuelas y abuelos con nosotros: ¡nos encanta sobrealimentar a nuestras mascotas! Que si paté por aquí, que si latita por allá… ¡Siempre tenemos la sensación de que se quedan con hambre!

Aquellos que tienen peces por mascota suelen disfrutar viendo como estos se zampan con gusto un buen plato de molusco deshidratado. Nuestra recomendación, por eso, es que los alimentes con moderación y, siempre, según sus necesidades. En condiciones normales, lo habitual es alimentar a tus peces solamente una vez por día.

¡Esperamos que estas recomendaciones te sirvan para empezar con buen pie tu largo camino acuariófilo!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies