Qué hacer cuando incorporas nuevos peces al acuario

Incorporar un pez nuevo a un acuario puede parecer algo sin importancia para las personas que acaban de empezar en el fascinante mundo de la acuariofilia. ¿Cuantos niños compran pececitos naranjas y, simplemente, los echan en un acuario de plástico lleno de  agua del grifo? Como novatos, es posible que cometamos este mismo error, sin maldad, al introducir nuevos peces en nuestro acuario.

Sin embargo, entrar en un nuevo acuario es un ritual estresante para los peces; algunos, incluso, pueden vivir ese trance con una sensación intensa de peligro. La razón es que el acuario y el agua son el medio de vida directo de los peces. De las buenas condiciones del acuario dependerán sus posibilidades de alimentarse, respirar, moverse, aparearse y, en definitiva, sus probabilidades de estar vivos.

Cuando un pez deja el calor y resguardo de su antiguo acuario y entra en contacto con un nuevo hábitat, sabe que sus condiciones de vida han dejado de estar aseguradas. No sabe si se encontrará con depredadores, con otros peces hostiles o con acceso a una alimentación adecuada y suficiente.

De nosotros, sus amigos humanos, depende el control de todas estas circunstancias para evitar que el traslado del nuevo pez tenga consecuencias traumáticas o incluso letales para él. Por eso, es imprescindible que tengamos en cuenta algunas recomendaciones antes de introducir un nuevo pez en nuestro acuario.

Lo principal, antes de hacer nada, es recopilar información sobre nuestro nuevo pez. ¿De qué especie es? ¿En qué condiciones acuáticas necesita vivir? ¿De qué se alimenta? ¿Con qué otras especies se lleva bien?Todos estos datos nos ayudarán a visualizar el hábitat que debemos construir en el acuario, para que sea compatible con las necesidades de nuestro nuevo amigo.

En el caso de que ya tengas un acuario en marcha, simplemente necesitarás acondicionarlo para tu nuevo animal. En cambio, si este va a ser tu primer pez y comienzas el acuario de cero, necesitarás comprar todos los elementos necesarios para poner en marcha tu nuevo tanque: un buen filtro, reguladores y medidores de la química del agua (PH, ciclo del amoníaco, cloro, etc.), mecanismos adecuados de iluminación, etc.

Otro elemento importante que tu mascota agradecerá son los complementos y la decoración interior del acuario. Los peces conviven con todo tipo de seres vivos y seres inertes en su hábitat natural: rocas, arena, anémonas, corales… Todos estos elementos son imprescindibles: los corales, por ejemplo, sirven de escondite a los peces más tímidos; las rocas porosas ayudan a desarrollar los microorganismos que sirven de alimento para los peces; etc.

Una vez dispongas de un acuario acondicionado, será el momento de presentarle su nueva casa a tu pez. Seguramente, tu mascota llegará a casa en una bolsa de plástico o en un tanque pequeño de transporte.

Como hemos comentado, queremos evitar que este momento sea traumático para él. Por tanto, procuraremos evitar cualquier cambio brusco de temperatura, agua e iluminación.

¿Cómo incorporar el nuevo pez en su acuario?

  1. Apaga las luces del acuario. Seguramente ha tenido poco acceso a la luz durante el transporte en la bolsa, y no queremos que tenga un cambio brusco de iluminación. Además, si ya tienes otros peces en el acuario, al estar con la luz apagada tendrá la oportunidad de buscar refugio sin que los demás se acerquen para acosarlo.
  2. Sumerge la bolsa de agua en el tanque. Esto ayudará a que la bolsa se aclimate a la misma temperatura que tiene el tanque.
  3. Introduce un poco del agua del acuario en la bolsa de transporte. Deja reposar unos 10 minutos y vuelve a repetir el proceso.
  4. Pasado este tiempo, saca el pez de la bolsa de plástico con una redecilla, y ponlo en el acuario.
  5. Controla el pez regularmente; si está estresado, es imprescindible que tenga un lugar donde refugiarse. Sobretodo, vigila que no tenga enfrentamientos con otros peces.

 

Es normal que haya un período de adaptación: tu pez está conociendo el terreno y explorando su nuevo hogar. Cuando empiece a comer, significará que ambos habéis superado la prueba. ¡Bienvenido a tu nuevo hogar!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies